Reto Finca La Torre

Publicado: domingo, julio 9, 2017 Comentarios: 0 Visto: 693

¿Sabrías reconocer si una ensaladilla está hecha con aceite de oliva virgen extra o no? 

El aceite de oliva es uno de los mejores y más saludables alimentos que poseemos y símbolo de nuestra gastronomía mediterránea. España es el primer productor mundial y eso se nota…

Dentro del aceite de oliva tenemos varias calidades, desde el oliva a secas, pasando por el oliva virgen y alcanzando su máxima expresión en el aceite de oliva virgen extra.

Pero como se suele decir, no todo el monte es orégano y como en todas las cosas, existen grados dentro de esta ultima denominación. Desde el más barato que podamos adquirir en un supermercado con esta denominación hasta los más selectos aceites hay una gran diferencia, tanto en sus cualidades organolépticas: consistencia, color, aroma, persistencia… como en el precio.

Y es precisamente eso lo nos propusieron nuestros amigos de Málaga:

El Reto Finca La Torre

Un reto para descubrir la diferencia entre cocinar con aceite de oliva, oliva virgen o virgen extra y comparar calidades.

Citados en la Taberna Panduro, la propuesta era catar varios platos elaborados con diferentes aceites y poder apreciar de primera mano la influencia que tiene este dentro de un plato.

El menú propuesto fue el siguiente:

Entrantes

Ensaladilla de patata, zanahoria, tomate cherry, melva y mayonesa
Salmorejo de pan antequerano con jamon y esparragos trigueros
Mini tartar de salmón con ralladura de lima y emulsión de mango

Plato principal

Merluza con holandesa de ajo negro
Secreto con migas y alioli de pera

Postre

Sopa de chocolate blanco y frutos del bosque

 

En los entrantes fue donde encontramos el verdadero reto: pudimos probar 2 ensaladillas, una hecha con aceite de oliva suave y otra con aceite Finca La Torre, variedad arbequina, que es la que probamos durante todo el evento.

Decir que la diferencia en la mayonesa era palpable, empezando por el color de esta; tenía mucho más sabor y olor.

Continuamos con el salmorejo, un poco grumoso para mi gusto, cual porraaAntequerana se le conoce también, aquí es donde el aceite juega un papel muy importante en su composición; la diferencia era, sencillamente, abrumadora. El color se tornaba mucho más intenso, brillante. En uno era naranja pálido y en el otro tirando a teja. El sabor se multiplicaba exponencialmente así como su aroma.

Para el mini tartar pudimos comprobar que el aceite exaltaba el sabor de este al añadirle apenas unas gotas.

Una vez terminados los entrantes, pudimos elegir un plato cada uno, aquí ya sin comparación, directamente realizados con el aceite de Finca La Torre.

La merluza estaba muy rica, si bien me suele gustar más jugosa y el secreto, marinado y luego a la plancha, tenía una textura nunca apreciada por el que escribe esto; se deshacía en la boca. Aunque para mi parecer, un plato un poco “pringoso” que gustaría más de una gelé o una compota suave en vez del alioli que le neutralizara un poco.

Los platos se maridaron con vinos de cercanía, como son el tinto Overo, de Lebrija y el blanco Olivero del Condado de Huelva.

Para rematar la faena, una exquisita sopa de chocolate blanco con frutos rojos y unas gotitas de aceite con un chupito de moscatel El Poeta, también de Lebrija.

Y brindamos por Finca La Torre con una cava catalán Raventos i Blanc.

Reto superado!

La verdad es que a veces no nos damos cuenta, sobre todo en cuanto a hostelería nos referimos, la influencia que tiene gastar unos euros de más en usar un buen aceite que deje a nuestros platos en lo más alto del podio…

Finca La Torre, es una prometedora empresa que con apenas unos 4 añitos de vida se ha sabido posicionar muy alto con un producto de calidad cada vez más apreciado.

Situada en Bobadilla, Malaga, cuenta con más de 370 hectáreas, de las cuales 230 están dedicadas a los olivares, en un marco incomparable entre pastos, bosques de pinos y colinas…

Su variedades picudo, cornicabra, hojiblanca y arbequina son merecedoras, por cuarto año consecutivo, del premio de Alimentos de España, además de otros muchos más, según nos cuenta Borja Adrian, anfitrión del evento.

Además de su ya mencionada calidad, cuentan con el sello de agricultura ecológica, tan importante hoy en día para un consumo responsable y saludable.

Como orientación para el que me lo preguntase, su precio ronda los 9€ para el formato de 250ml.

La Taberna Panduro, sitio escogido por Belén, de Acción comunicación, organizadora del evento, esta regentada por Pedro en la sala y Jorge en los fogones. Llevan 2 años ofreciendo platos de calidad en su actual establecimiento en la calle Baños de Sevilla, pero su trayectoria se alarga hasta 5 años atrás cuando empezaron en Doña Maria Coronel.

Una cita muy grata donde además de aprender un poquito más sobre el aceite, encontramos un buen rato de charla entre profesionales del sector, entre risas y copas de vinos.

Muchas gracias por contar con nosotros.

Jose Manuel Massé Tubio, Delicious Mundo Gourmet.

 

 

 

 

 

Comentarios

Deje su comentario

Top